Siete áreas poco comunes en las que menos es más

Desde el momento en que nacemos, se nos dice que debemos buscar siempre tener más y más. La publicidad  nos  repite día a día con cada anuncio de televisión, radio, cada periódico, revista, valla y página de internet, que más es mejor. Como resultado, trabajamos más y más horas para ganar el dinero necesario para comprar casas más grandes, carros más modernos, ropa de última moda, los juguetes más nuevos del mercado y aparatos tecnológicos de última generación. Pero qué pasaría si estuvieran equivocados? Qué tal si nos diéramos cuenta de que la felicidad no se puede comprar en una tienda por departamentos?

Qué tal si “más” no es siempre “mejor”?

Qué tal si, en realidad, disfrutáramos más al tener menos? Esta verdad cambiaría todo! Cambiaría el modo en que gastamos el tiempo, nuestra energía y nuestro dinero. Cambiaría la verdadera esencia de nuestras vidas… y nos liberaría para ir tras las cosas de la vida que más nos apasionan.

Para empezar el proceso, considera estas siete áreas poco comunes de tu hogar en las cuales estarías más feliz con menos:

  • Ropa: De acuerdo con estadísticas, usamos el 20% de nuestra ropa el 80% del tiempo. Eso significa que muchos de nosotros tenemos closets llenos de ropa que ya no nos gusta o que no nos queda bien, nada más ocupando espacio. El simple hecho de sacar del closet la ropa que ya no usamos, dejará tu closet más liviano, hará tus mañanas menos estresantes, y tu guardarropa lleno de artículos que sí te gustan.
  • Adornos: Muchos de los adornos en nuestro hogar no tienen ningún valor personal para nuestras vidas. Simplemente van con el color de las paredes o de los muebles. Desafortunadamente, te distraen a tí y a tus invitados de aquellos artículos que sí son importantes, que sí tienen una historia y que resaltan tus valores. Toma un momento y da una vuelta por tu casa con ojo analítico. Deja solamente los adornos que tengan más significado y los más hermosos. De esta manera tu casa comenzará a contar tu historia de una manera hermosa.
  • Juguetes: Muy comúnmente, caemos en el error de pensar que más es mejor… y también nuestros hijos. Compramos y compramos más y más juguetes para nuestros hijos. Como resultado, nuestros niños carecen de la oportunidad de ser creativos, útiles, cuidadosos o desprendidos. El tener menos juguetes será más beneficioso para ellos. Sería una buena idea involucrar a los niños en el proceso de reducir el número de juguetes que poseen… nada más no les digan que fue idea mía.
  • Utensilios de cocina: Parece nunca haber suficiente espacio en nuestras cocinas. Nuestras abuelas cocinaban mucho más seguido que nosotros, hacían platillos más elaborados, y mucho mejor que la gran mayoría de nosotros actualmente, en cocinas mucho más pequeñas que las nuestras. La verdad es que, en cuanto a cocina concierne, la gran mayoría de las veces lo simple es mejor. Necesitamos mucho menos utensilios de cocina de los que poseemos. Como resultado, nuestras gavetas, muebles de cocina y mostradores podrían estar más organizados y útiles si tuviéramos menos cosas.
  • Televisores: De acuerdo con Nielsen Media Research, la persona promedio mira 4 horas y 35 minutos de televisión por día. Y el hogar promedio en Estados Unidos tiene más televisores que personas. En el hogar promedio estadounidense hay una televisión encendida por más de un tercio del dia -8 horas y 14 minutos para ser exactos. [Desafortunadamente, Costa Rica no se aleja de esta realidad]. Estamos literalmente sentados en el sofá dejando la vida pasar frente a nosotros. Ten menos televisores en tu casa. Como resultado, verás menos televisión. Y cuando lo hagas, lo más probable es que la veas en familia.
  • Artículos sentimentales: Muchas personas que conozco tienen cajas de artículos sentimentales en sus closets o bodegas. Tienen cajas dedicadas a su boda, sus padres o sus recuerdos de infancia. En cada caso, la caja – cuyo propósito es preservar nuestras memorias- sirve de poco, ya que permanece cerrada en almacenaje. Un mejor enfoque sería abrir la caja, cuidadosamente seleccionar los 2 o 3 artículos que mejor representen a esa persona o ese momento de la vida y exhibirlos orgullosamente en tu casa. Délajos recordarte día a día a esas personas o momentos de tu vida que más te han influenciado. De esa manera, recibirás mucho más alegría todos los días que si los dejaras empacados en la bodega.
  • Tu casa: Considera por un momento los beneficios de poseer una casa más pequeña. Dejando todo lo demás igual, una casa más pequeña significaría menos gasto, menos esfuerzo por mantenerla, menor impacto ambiental, menor tentación de acumular cosas innecesarias, más tiempo libre, más interacciones familiares y mayor facilidad para venderla. Una casa más pequeña puede en realidad significar más alegría que una casa más grande.

Descubrir la verdad que se esconde en la filosofía de que menos es más puede ser una realidad que cambie tu vida. Haz la prueba con una o dos áreas de las arriba mencionadas. Te sorprenderás al descubrir una nueva manera de vivir tu vida.

Anuncios

Comenta!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s