Por qué no nos alcanza el tiempo?

El día tiene las mismas 24 horas para todo el mundo en el planeta. Sin embargo, hay afortunados que parecen siempre tener tiempo para todo, como dice el Chapulín Colorado, tienen todo fríamente calculado. Cómo lo hacen? Cuál es su formula secreta?

No existe tal, pero aquí te doy unos consejos que te servirán para estirar tu día y sacarle el mayor provecho posible.

1. No postergar. Debo admitir que este es uno de mis pecados capitales. No importa lo que sea, siempre me veo dejando cosas para después. El ruedo del pantalón, una manualidad, arreglar mi closet, estudiar para un examen, una tarea importante en el trabajo. El gran problema de postergar es que, además de que las cosas no se hacen o quedan a medias, el sólo hecho de saber que tenemos una larga lista de cosas por hacer nos genera estrés, como si necesitáramos todavía más. Ponte fechas límites. Por ejemplo, al llegar al trabajo por la mañana, decide que una hora después de haber llegado ya habrás leído y contestado todos tus correos. Te sentirás mucho mejor de haber completado una tarea, y te dará energía para continuar.

 2.  Ser menos perfeccionista. El ser perfeccionista no es malo en sí. El perfeccionismo se convierte en un problema y evita que avancemos cuando no nos deja ver la escena principal, y sólo nos enfocamos en los mínimos detalles. Veamos este ejemplo: la familia no tiene ropa limpia. vamos al baño a recogerla para ponerla a lavar. Cuando estamos recogiendo la ropa para lavar, notamos que las repisitas del baño están polvorientas, entonces tomamos un trapito y las limpiamos. Mientras estamos limpiando las repisitas, vemos que el espejo está lleno de manchas de pasta, que el baño necesita una cepillada, que el cepillo está cubierto de cabellos, que necesitamos comprar jabón, que las esponjas de bañarse dan tristeza, que… Y la lista sigue y sigue y sigue, y nunca llegamos al lavado de la ropa, que era una tarea urgente y que perjudica a toda la familia si no se realiza. Al dejar a un lado el perfeccionismo, podemos discernir qué es lo más urgente, y enfocarnos en esa tarea en específico, sin desviar nuestra atención.

3. Saber delegar. Hace un tiempo, cuando teníamos en casa una persona que nos ayudaba con los quehaceres, una de las cosas que más me enloquecían era revisar los closets y darme cuenta de que la ropa no estaba doblada como a mí me gusta doblarla. Entonces, luego de todo un día de trabajo me ponía a sacar la ropa de los closets para doblarla yo otra vez a mi manera. Con esta actitud lo único que ganaba era más trabajo innecesario, ya que no lograba ver que al menos la ropa estaba limpia y guardada. Traté varias veces de explicarle a la muchacha cómo me gustaba a mí tener la ropa, infructuosamente por cierto. Pero logré darme cuenta de que la prioridad para mi familia era tener ropa limpia, no tenerla impecablemente doblada. Y mi prioridad es pasar más tiempo con ellos, y no doblando ropa. Lo cual nos lleva al siguiente punto.

4. Definir bien las prioridades. Todos tenemos diferentes prioridades, pero sin importar cuáles sean estas, todos necesitamos tiempo en familia o con amigos, y tiempo de descanso. A veces es más importante descansar el fin de semana para volver al trabajo con energía, que pasar limpiando el sábado y el domingo y peleando con la familia porque no ayudan o porque andan ensuciándolo todo. Haz sólo lo más urgente, como quien dice “por donde pasa la suegra”, y asegúrate de descansar lo necesario. Lo mismo se aplica a tu agenda personal. Elimina todas aquellas actividades que te roban tiempo y paz. Si te toma una hora todas las semanas el ir a hacerte las uñas al salón, quítatelas. Si tienes que ir al super cada tres días, planifica tus compras y haz un sólo viaje cada semana o semana y media. Si tienes que hacer varios mandados, planea una ruta y hazlos todos de una vez. Así ahorrarás tiempo y energía.

5. Prepárate para los imprevistos. La gente altamente eficiente sabe que hasta los mejores planes tienen sus fallas, y se preparan para ellas con anticipación. Prepárate tú también. Si tienes una actividad importante y planeas tu vestuario, alista también un segundo vestido, por si algo sucediera. Si vas a una reunión importante, traza una ruta alterna, por aquello de las presas tan comunes en nuestro país. Acostúmbrate a llegar siempre diez minutos antes a todo. Deja listo la noche anterior lo que necesitas para el día siguiente. Completa tus proyectos uno o dos días antes de la fecha límite. Ten en mente una cena que esté lista en 10 minutos, para cuando no haya tiempo de cocinar nada elaborado. Recuerda ir siempre adelante.

6. Aprender a decir que no. Como parte de aprender a definir tus prioridades, debes también aprender a decir que no. Lastimosamente si tu casa no está impecable, o les dices a las visitas que por favor no vengan esta semana, o les dices que son bienvenidos pero que tu casa está sucia. Debes aprender que para tener unas cosas, hay que sacrificar otras, y si tu tiempo de descanso es tu prioridad, lo demás quedará en segundo plano. Obviamente no se trata de vivir en un chiquero, pero las mujeres de hoy en día nos exigimos más de lo humanamente posible, con las graves consecuencias de la tensión, el sobrepeso, problemas cardiovasculares, de espalda, depresión, y muchas otras. No somos supermujeres, no podemos ser amas de casa y anfitrionas al estilo de los años ´50, tener trabajos fuera de casa de tiempo completo, estudiar la maestría, un tercer idioma, y tener hijos y familia perfectos. Es imposible, entiéndelo!

Qué problemas enfrentas cuando no tienes tiempo para todo lo que deseas hacer? Cómo los solucionas? Cuéntamelo en los comentarios!

Anuncios

Comenta!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s