No Sabes Por Dónde Comenzar? Enfócate En Una Sola Cosa

Ayer hablamos de cómo enfrentar el desorden, a esa criatura terrible que detestamos pero que a veces no sabemos cómo sacar de nuestras vidas.

Luego de leer el artículo te motivaste! Te armaste con tu escoba y tus tres bolsas, entraste a la guarida del monstruo dispuesta(o) a acabar con él… y saliste corriendo otra vez.

Talvez tu monstruo no es desorden físico, sino que son las tareas regulares de tu trabajo, que has ido postergando y postergando, hasta que ya son inmanejables, y ni con 10 clones terminarías el trabajo hoy.

O quizá tu monstruo son 10 kilos de más que andas cargando en tu humanidad, o 20, o 50.

De dónde sacar coraje?

Cuando definitivamente no sepas cómo entrarle a la situación, enfócate en una sola cosa. Sólo una. Bien sencilla. Una cosa que estés segura(o) de que puedes hacer. Por ejemplo:

  • En el trabajo: lee, contesta y archiva un correo. Sólo uno. Haz sólo una llamada. Saca las copias que necesitas. Nada más.
  • Con los chunches: mira a tu alrededor y escoge algo que ya tenga su “hogar” establecido. Por ejemplo, talvez hay una camiseta sucia en el piso, llévala a la lavadora. Talvez haya una taza sucia, lávala, sécala y guárdala. O talvez hay un papel de galletas en el piso, bótalo.
  • Con la dieta: ponle leche descremada al café en lugar de leche regular, sube las gradas de un piso a otro (sólo uno), pide verduritas con tu almuerzo de costumbre (sin quitar nada) y cómetelas primero.
  • Con el estudio: decide leer y entender sólo una página, o media, o el primer párrafo del libro que tienes que leer.
  • Con el ejercicio: camina 5 minutos a paso suave. Nada más.
La cruda verdad, amiga(o), es que si queremos cambios en nuestra vida debemos tomar acción. Nadie va a hacer las cosas por ti. Nadie va a perder peso por ti, ni mejorar tu condición física, ni aprender por ti. Y en la casa, si a quien le estorban las cosas como están (“desordenadas”) es A TI, pues vas a tener que hacerte cargo.
Al hacer esta única cosa, te darás cuenta de que no era tan difícil como pensabas. Te dará energía, y lo más probable es que quieras continuar con la siguiente tarea luego de terminar la primera.
Los cambios serán imperceptibles al principio, pero este será el primer paso. Luego da otro, y otro. Chiquititos, no importa. Pero sigue, y llegarás a tu meta.
Vamos, decídete. Tú puedes!

Photobucket

Anuncios

One comment

Comenta!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s