Cuántas Veces Diarias Debes Chequear Tu Lista De Tareas Pendientes

Más adelante en nuestro aprendizaje para volvernos más organizadas(os), hablaremos en detalle acerca de los beneficios de escribir tus tareas pendientes en una lista, y otros aspectos importantes, pero hoy quiero enfatizar en qué tan frecuentemente se debe revisar esta lista.

Así que, para los propósitos de este artículo, definiremos rápidamente la lista de pendientes como aquella lista que escribes en un papel o en una pizarra, en la cual detallas cada una de las tareas que tengas por hacer en determinado día, semana, mes, etc.

Si todavía no mantienes tus tareas pendientes en una lista, te sugiero que comiences una inmediatamente. Ve apuntando todas las cosas que tengas por hacer: terminar el lavado de la ropa, limpiar debajo de las camas, recoger la ropa del dry cleaning, enviar el correo del proveedor, devolver llamadas de los mensajes grabados en tu contestadora, etc. Simplemente saca todas esas tareas de tu cerebro y ponlas en un papel o en una pizarra, donde estén bien visibles.

Ahora que ya tienes tu lista, te preguntarás: cómo me beneficiará?

Tu lista de tareas pendientes es tu mejor amiga. Te ayuda a recordar las cosas, para que no sientas la cabeza llena de todos esos datos.

Revisa tu lista regularmente durante el día todos los días, ella te indicará qué te falta (y qué ya has logrado), y te ayudará a discernir cuáles de tus tareas son más importantes (o toman más tiempo) que otras.

Muchas personas sólo revisan su lista de pendientes cuando se sienten ahogadas o abrumadas. Otras constantemente inician listas nuevas a cada momento, lo cual no te ayudará en nada. Lo que harás es enredarte más, porque tendrás cosas que recordar por aquí y por allá, irán apareciendo nuevas listas en tu bolso, en la gaveta del escritorio, en tu agenda, en tu billetera… Y principalmente, no te darás cuenta de lo que ya has hecho en días anteriores.

Mantén una sola lista, y continúa agregándole tareas conforme pasen los días, o conforme te acuerdes de ellas. Luego, revísala constantemente.

Revisa tu lista de pendientes cuando:

  • Inicies tu día.
  • Planees tu semana (hablaremos con más detalle de este aspecto en unas cuantas semanas).
  • Te pregunten qué debes hacer hoy.
  • Te pregunten si te pueden visitar mañana, o cuando pienses comprometerte a alguna actividad nueva.
  • Te sientas atascada(o) y no sepas por dónde empezar (o con qué seguir).
  • Tengas un descanso o estés esperando en el banco, etc.
  • Quieras saber qué has hecho hasta ahora.
  • Termines tu día.

Recuerda que tu lista de tareas pendientes es una de las mejores herramientas con las que puedes contar para manejar tu tiempo y organizar tu trabajo.

Si todavía no tienes una, hazla hoy mismo. No pienses mucho, simplemente escríbela en un lugar visible. Luego, hazte el hábito de revisarla cada vez que puedas. Tu productividad aumentará considerablemente, y sentirás satisfacción cuando completes una tarea y puedas tacharla de tu lista!

Photobucket

Anuncios

2 comments

Comenta!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s