La entrada a clases

Imprimible: Planificador Para Las Meriendas De Los Niños

El lunes pasado, muchos estudiantes iniciaron su curso lectivo 2014 aquí en Costa Rica.

La vuelta a clases de los chicos nos exige levantarnos temprano, alistarlos, preparar meriendas, revisar tareas por las tardes, y todas esas rutinas diarias que, en un principio pueden resultar estresantes de implementar, pero en poco tiempo nos ayudan a ordenarnos y a ajustarnos a los cambios de la entrada a clases.

Para ayudarte con la planificación de las meriendas, hoy te traigo un imprimible gratuito y completísimo. Incluye:

  • Un cartel para planificar las meriendas de toda la semana.
  • Alimentos de todos los grupos necesarios para una nutrición balanceada: carbohidratos (harinas), proteínas, lácteos, frutas y vegetales (y postrecito!).
  • Ejemplos de porciones adecuadas para niños y jóvenes de 7 ú 8 años en adelante, fácilmente ajustables para niños menores de esa edad o con diferentes requerimientos nutricionales.
  • Sobres debidamente identificados para organizar las fichas con las cuales vamos a planificar las meriendas de la semana.
  • Todo esto con un diseño atractivo y contemporáneo, tan fácil de comprender que cualquier niño(a) en edad escolar podrá planear sus meriendas sin ayuda, y así involucrarse en el proceso de planificación.

Lo quieres?

Pues te lo traigo como regalo gratuito, lo hice especialmente para ti =)

(más…)

Niños Organizados – La Importancia De Tener Rutinas

Los niños son tan sabios, y nos enseñan tantas cosas!

Talvez lo hayas notado por ejemplo con un bebé pequeñito. El bebé por naturaleza va a buscar seguir rutinas: rutina de comidas, de sueño, incluso si no se le ha bañado a la hora acostumbrada, comienza a llorar y a sentirse incómodo.

Los niños más grandes son iguales. En estos primeros años de vida, el ser humano busca naturalmente ordenarse y seguir patrones de conducta. Esto produce calma, porque la persona ya sabe qué sigue después y a qué hora, el cuerpo funciona mejor, ya que está acostumbrado a satisfacer sus necesidades de alimento, sueño y evacuación en momentos establecidos, y todo esto genera también paz mental. Lástima que conforme vamos creciendo le vamos restando importancia a estos aspectos tan vitales.

Para acompañarte en esta entrada a clases, o también si quieres ordenarte tú misma y tener más tranquilidad en tus mañanas y tardes, te propongo que hagamos rutinas, un “plan de vuelo” para la mañana y para la tarde para saber qué cosas hay que hacer, y no se nos olvide nada.

(más…)

La Esquina Educativa: Cómo Hacer Un Horario De Estudio

Nota por Gabi: A partir de Mayo, la sección “La Esquina Educativa” se publicará el primer viernes de cada mes.


Por Sheila León


Hola estimadas lector@s de Mi Casa Organizada, espero se encuentren bien.

EL tema de este mes es Cómo hacer un horario de estudio para tu hijo(a)?

Una vez que nuestros niños están en en el sistema educativo, debemos tomar en cuenta que todos los dias se ve materia nueva, se envían  trabajos extraclase, y durante el periodo de exámenes las mamás a veces no sabemos cómo organizarnos para ayudar a nuestros niños a estudiar o a realizar los trabajos de forma que la materia no se acumule; y a la hora de entregar los trabajos o estudiar para los exámenes tenemos todo acumulado, y nos ponemos histéricas, regañamos a nuestros niños y todo se vuelve un problema.

Les voy a dar algunos tips para realizar un plan u horario de estudio, pero primero veamos:

¿Cuáles son las ventajas de contar con un horario de estudio?

  • Crea un hábito de estudio, lo que constituirá una base para toda formación futura.
  • Potencia la concentración. Es más fácil centrar la atención en la actividad que hay que realizar si se cuenta con un espacio de tiempo exclusivo y determinado para ella.
  • Sirve para ser consciente del propio rendimiento y regular esfuerzos.
  • Permite balancear el estudio y el tiempo libre, para poder cumplir con las obligaciones, y también poder disfrutar de otras actividades gratificantes.
  • Ayuda a librarse de la preocupación o angustia que conlleva la acumulación de tareas pendientes.

Qué hay que tomar en cuenta para realizar un horario de estudio?

El horario de estudio debe ser:
  • Personal: el horario de estudio debe estar adecuado a las necesidades de nuestro hijo. Determinemos cuál es el mejor momento del día para dedicarlo al estudio, qué actividades extraescolares se realizan normalmente, y dejemos el tiempo necesario para el descanso y el ocio.
  • Realista: adaptado a la capacidad y disponibilidad de nuestro hijo. Es conveniente programar el trabajo de manera que se pueda cumplir; sobre todo al principio, nuestro hijo debe sentirse capaz de cumplir con lo establecido, de lo contrario puede causar desánimo, frustración o rechazo.
  • Flexible: preparado para imprevistos. Hay que tener en cuenta que, con mayor o menor frecuencia, surgen compromisos que nos obligarán a modificar horarios y actividades, pero intentaremos que afecten lo menos posible las tareas prioritarias establecidas en el horario.
  • Escrito: que sirva de recordatorio de las actividades programadas y, a posteriori, de referencia de las tareas que se han cumplido o no. Con niños pequeños se puede elaborar un cuadro con dibujos que representen las actividades que hay que realizar.

Si se planifica un horario de estudio y se cumple con él de forma continua y constante, es muy posible que nuestro hijo aprenda rutinas que le serán útiles para realizar su trabajo de manera ordenada y autónoma, se habitúe a un ritmo de trabajo y de descanso muy beneficioso para él y que obtenga provecho de sus horas de estudio y de ocio para un adecuado desarrollo personal. 

Sheila es colaboradora regular en Mi Casa Organizada. Es una profesional con 10 años de experiencia en Educación Preescolar Bilingüe, Profesora de Inglés en Primaria, Licenciada en Dificultades del Aprendizaje y Administración Educativa. Lee más acerca de Sheila aquí.

Meriendas Saludables

Un niño lleva al kinder, escuela o colegio un aproximado de 200 meriendas al año. Con razón nos quedamos sin ideas de qué ponerles! Para que te salgas de la rutina del sándwich de jamonada, hoy te traigo ideas para meriendas saludables y fáciles de preparar para que aumentes tu creatividad y a la vez los chicos estén bien alimentados.

Voy a asumir que el chico sale de clases a eso de las 12 o 1 de la tarde, y que llegará a almorzar a la casa, por lo tanto lo que necesita es un refrigerio para comer durante la mañana. Si tu hijo(a) sale de clases a las 3 pm o más tarde, pues tendrás que alistarle almuercito para comer en la escuela, además de la merienda.

También hay que tomar en cuenta las porciones conforme a la edad del chico. Por ejemplo, un adolescente no se comerá un sándwich, sino que talvez 2 o 3, dependiendo de su actividad física. Por su parte, un niño de 3 años se comerá medio sándwich. Toma esto en cuenta para no sobrealimentar a los chicos, y para evitar el desperdicio de comida.

Por último me gustaría aclarar que no soy nutricionista, pero soy mamá, y la experiencia (y un poco de investigación) me ha enseñado cómo alimentar saludablemente a mi hijo.

Básicamente lo que hago es hacer tres grupos alimenticios, y escoger una opción de cada uno. Los tres grupos son: harinas, proteínas o lácteos, frutas y vegetales. Veamos ejemplos de alimentos dentro de cada uno de ellos:

Harinas
Proteínas / Lácteos
Frutas / Vegetales
Pan blanco o integral
Tortillas de maíz
Tortillas de harina
Gallo pinto
Galletas de soda
Galletas dulces
Bizcochos
Palitos de ajonjolí
Cereal de desayuno
Granola
Pan pita
Pan para hot dog
Pan para hamburguesa
Tortillitas tostadas
Frijoles molidos
Embutidos
Torta de carne
Pollo desmenuzado
Atún
Queso amarillo
Queso blanco
Huevo
Yogurt
Leche
Queso crema
Mantequilla de maní
Barritas de queso
Queso en cuadritos
Mayoría de frutas *
Pepino
Tomate
Lechuga
Tomatitos cherry
Minizanahorias
Ramitos de brócoli
Otros vegetales

Con estos productos podemos crear numerosas opciones para que los chicos no se aburran de comer lo mismo todos los días. Por ejemplo:

  • Sándwiches de queso blanco, pechuga o jamón de pavo, queso amarillo, queso crema, frijolitos molidos, mortadela jamonada, jamón o mantequilla de maní. No te recomiendo hacer sándwiches de atún porque el pan se humedece. Varíales el pan, compra pan blanco, luego pan integral, multigrano, pan de linaza, pan de zanahoria, etc. y empaca la lechuga y el tomate en un tarrito aparte para que el chico se los agregue justo antes de comer.
  • Gallo pinto con huevito picado y un poquito de natilla (un favorito de los ticos!)
  • Tortillitas tostadas con frijoles molidos.
  • Ensalada de caracolitos.
  • Gallitos de torta de huevo con jamón (con tortillas de maíz).
  • Wraps con tortilla de harina, jamón de pavo o de cerdo, quesito, lechuga, tomate y palitos de pepino. Hago estos con frecuencia porque se transportan muy bien, se puede colocar la lechuga y el tomate de una vez desde que se prepara, y se pueden alistar la noche anterior sin ningún problema.
  • Burritos de desayuno.
  • Hamburguesa o hot dog.
  • Pan pita con pechuga de pavo (o pollo desmenuzado), queso blanco, lechuga, tomate y rodajas de pepino. El pan pita llama mucho la atención de los chicos porque se abre como una bolsita y ahí se colocan los ingredientes. Sólo debes ponerlo en el microondas unos 10 segundos envuelto en una servilleta de tela muy limpia, cortarlo por la mitad y abrirlo con cuidado. Pruébalo, es económico, bajo en grasa y tiene un sabor muy suave que combina con muchos rellenos.
  • Tortilla de harina con frijoles molidos o con torta de huevo, jamón y queso amarillo.
  • Galletas de soda con atún. Esto se empaca aparte y el chico las va preparando conforme va comiendo.
  • Palitos de ajonjolí con queso crema. No muy seguido, esta es una merienda bastante alta en grasa.
  • “Egg mcmuffin” casero: en un pan de hamburguesa con mantequilla coloca una tajada de jamón, una de queso amarillo y un huevo frito, picado o en torta. Cuando preparo esto soy la mejor mamá del mundo jaja!

Frutas y vegetales

Con respecto a las frutas, aparte de ofrecerlas picadas o enteras, puedes preparar ensaladas de frutas (con yogurt y granola) o batidos, ya sea con base de agua, leche o yogurt. Mi único consejo en esta área es que el batido de papaya toma un olor desagradable poco después de haberse preparado, y el de banano se pone gris porque la fruta se oxida fácilmente. Mejor evitar estas dos frutas, aunque no hay ningún problema en mezclarlas con otras.
(*) Hay frutas que no son recomendables para que los chicos lleven a la escuela, como moras, caimitos, marañones, guava, granadilla, mamones y otras, ya que manchan demasiado, o podrían representar un peligro de asfixia, tanto para tu hijo como para el compañerito que inocentemente le pide un mamón sin saber la forma segura de comer estas frutas. Dependiendo de la edad del chico, los jocotes también podrían clasificarse dentro de este grupo de frutas no recomendadas para la escuela.

Con yogurt natural puedes hacer un dip que va genial con las manzanas: toma un colador, ponle un filtro para café o un par de toallas de cocina, y coloca ahí el yogurt natural. Coloca el colador en un recipiente en el que no toque el fondo y déjalo en la refri de un día para otro. Esto hará que el yogurt suelte un poco del suero, y quedará una pasta más cremosa, como queso crema, a la cual le agregas azúcar y canela en polvo. Este dip va muy bien con rodajas de banano (puedes hacer mini-sándwiches con dos rodajas de banano) o con manzana en tajaditas.

Ten en cuenta que a los chicos les encanta todo lo “mini” y lo que tenga limón: minizanahorias, minitomatitos, minizuchinis, mango con limón y sal, rodajas de pepino con limón y sal, zanahoria rallada con limón, etc. Trata de ofrecerles siempre algún vegetal, ya sea en el sándwich o para acompañar. Puedes agregar un pequeño recipiente con aderezo para ensalada, en caso de que les guste.
Y por último, no está de más recordar que hay que evitar a toda costa los productos empacados (tostados o fritos de maíz, repostería empacada, galletas muy grasosas o azucaradas) que lo único que van a hacer es llenar a los chicos con calorías vacías y no alimentarlos. Evita también ofrecerles gaseosas y golosinas como confites o chocolates, ya que el exceso de azúcar puede afectar su rendimiento escolar, aparte de que también son calorías vacías.

Espero que con estas ideas se te haga más fácil alistar las meriendas de tus hijos. Si tienes alguna otra idea de meriendas ricas y saludables, comenta en el Facebook de Mi Casa Organizada, o envíame un correo a info [arroba] micasaorganizada [punto] com, y así la compartimos con las demás lectoras(es). Entre más ideas tengamos, mejor!

Photobucket

Inicia La Semana Escolar El Domingo

Te ha pasado que el lunes por la mañana tu hijo te dice que el uniforme está sin planchar, que la camiseta de física está sucia o que no encuentra las tenis? O vas en carrera a la refri para sacar algo para la merienda, y te das cuenta de que no hay jugos?

(más…)

Vuelta A Clases: Cómo Volver A La Rutina

En cuestión de menos de dos semanas, la mayoría de nuestros pollitos iniciarán el curso lectivo 2013, y ya es hora de ir ajustando nuestras rutinas, para hacer más fácil el inicio de clases.

Como lo he dicho en otras ocasiones, cada familia es diferente y tiene sus costumbres y rutinas distintas a las de las demás familias. En estos consejos hablo de una familia “nuclear” (mamá, papá, hijos), pero sé que hay tantas variaciones como colores bajo el sol. Te pido que ajustes este tema a tu realidad y a tus propias circunstancias, ya que es imposible cubrirlas todas aquí.

A levantarse temprano!

La mayoría de kinders, escuelas y colegios de Costa Rica inician lecciones entre 7 y 8 am, y si tus hijos son como el mío, seguramente aprovecharon las vacaciones para levantarse un poquito más tarde que durante las clases. Desde ya hay que ir levantándolos 15 minutos más temprano cada día hasta llegar a la hora en que normalmente se tendrían que despertar para ir a la escuela. Lo mismo aplica para la hora de acostarse, 15 minutos más temprano cada día para ir ajustando nuestros relojes biológicos. Y dije “nuestros”. Papás y mamás también deben ir ajustándose al nuevo horario.

Definir quién se encarga

Es hora de sentarnos en familia y tomar decisiones acerca de ciertos aspectos propios de la época lectiva:
  • Quién llevará y recogerá a los chicos en la escuela, y quién los recibirá luego de clases.
  • Quién se encargará de alistar meriendas, revisar bultos, ver que se hayan levantado, etc.
  • Definir la persona encargada de la cena, en caso de que ambos trabajemos fuera de casa, mientras la otra persona revisa cuadernos, tareas, circulares, etc.
  • Decidir si los chicos participarán en actividades extracurriculares, y todo lo relacionado a la logística de estas (quién los lleva, quién los trae, si almuerzan antes, o después, o en la escuela, etc.)

Ajustar los quehaceres

Talvez durante las vacaciones tu hijo mayor se encargó de lavar la ropa de la familia, mientras tu hijo menor se hacía cargo de limpiar los desechos de los perros por las mañanas. Ahora esto tendrá que cambiar, o si no será muy difícil salir a tiempo de la casa por las mañanas, y posiblemente lavar toda la ropa sea muy pesado para tu hijo mayor, ya que ahora tendrá que hacer tareas, estudiar, etc.
Una nueva rutina podría ser que toda la familia se encargue del lavado los sábados, tu hijo mayor limpie los desechos de los perros por las tardes/noches, y que tu hijo menor se encargue de poner la mesa de la cena, por poner ejemplos.
Hay que recordar que, aunque ayudar en la casa debe ser una obligación de todos los miembros de la familia, la principal responsabilidad de los niños durante el tiempo lectivo deben ser sus tareas escolares y sus notas. No los recargues de quehaceres, ellos también tienen que descansar, ya que están creciendo. Y muy importante, deben tener también un tiempo para jugar y ser niños. Procura que haya un balance en sus “agendas”.

Prepárate para lo inesperado

Planea tus rutinas hogareñas de tal forma que estés preparada(o) para lo peor. Procura que siempre haya al menos otro uniforme limpio, listo para ser usado en caso del terrible derrame de cereal. Ten a mano recetas o ideas fáciles para meriendas-de-10-segundos, y desayunos que se puedan ir comiendo en el carro o en la buseta (en caso de que se hayan quedado dormidos), y consigue un despertador que no sea eléctrico, por si se va la luz en la madrugada.

De qué otras formas podemos hacer más fácil el inicio de lecciones? Comenta!

Photobucket

Todos listos para volver a clases!

Así querramos aceptarlo o no, en dos, máximo tres semanas inicia en Costa Rica el curso lectivo 2012. Ya hay que dejar la negación y debemos comenzar a prepararnos para la entrada a clases, porque de seguro uno de los propósitos de muchos de nuestros niños y jóvenes es pasar el año con excelentes notas… o al menos eso esperamos nosotros.
A COMPRAR LOS ÚTILES


Antes de salir a gastar los últimos resquicios del aguinaldo, la plata de la quincena, o el salario escolar como si se fuera a acabar el mundo, detente un momento y piensa en la palabra clave: “REUTILIZAR!”.

Antes de comprar en las tiendas, compra en casa. Haz un recuento de todo lo que sobró del año pasado, y reutiliza todo lo que se pueda. En mi caso, mi hijo lo que más gasta son tajadores, pero aparte de eso, difícilmente se acaba un borrador, un lápiz, las tijeras o un estuche de marcadores. Puedes reutilizar hasta los cuadernos del año pasado, ya sea retirando las páginas escritas en uno con poco uso, o guardando las páginas sobrantes de los muy usados ya sea para prácticas en casa, apuntes o borradores de trabajos. Luego de que hayas revisado todo este material, entonces sí será tiempo de ir a las tiendas. No olvides hacer una lista de lo que te hace falta, y si piden algo difícil de conseguir (como en mi caso un “cuaderno cuadriculado de 5 mm”), compra dos. A medio año te agradecerás haberlo hecho.

PLANEA LAS MERIENDAS

Escribe desde ahora algunos ejemplos sencillos de meriendas balanceadas. Unos 10 ejemplos de meriendas serán suficientes, recuerda que el paladar de los niños es todavía limitado en muchos casos, y tienen fuertes preferencias hacia ciertas comidas.

De acuerdo con la nutricionista Kathryn von Saalfeld de la Clínica de Nutrición von Saalfeld, dos buenos ejemplos de meriendas saludables son los siguientes:

MENÚ #1
MENÚ #2
Leche descremada
Sandwich de jamón bajo en grasa, queso blanco y tomate en pan integral
Una taza de melón picado
Fresco de mora
1 barra de granola baja en grasa
1 yogurt descremado
Pasas
Piensa en opciones fáciles de preparar el día antes, o rápidamente el mismo día en la mañana, tomando en cuenta las preferencias de los chicos y un buen balance entre carbohidratos, fuentes de proteína y calcio, vegetales y frutas. 

Recuerda también que sean alimentos fáciles de consumir (por ejemplo, una naranja en gajitos es más fácil de comer que una sin pelar o entera), y que vayan empacados en recipientes que el niño(a) pueda manipular y abrir sin dificultad. Y de vez en cuando (sólo de vez en cuando), dale una sorpresa y empaca un minichocolate u otra pequeña golosina.

No te limites! El gallo pinto con huevito (en un termo que guarde calor) es una excelente opción. Puedes ver más ejemplos de meriendas y buenos consejos de la nutricionista von Saalfeld aquí.

Y recuerda que los niños comen lo que les ofrezcamos, y lo que nos vean comer. El ejemplo comienza por casa.
RINCÓN DE ESTUDIO

Por último, recuerda que los niños y jóvenes necesitan (en la medida de lo posible) un espacio adecuado para estudiar. Un escritorio y una cómoda silla son ideales; sin embargo no siempre podemos proporcionar estos elementos a nuestros hijos. 

Considera una mesita plegable de bajo costo, o incluso la mesa de la familia (debidamente limpia y libre de objetos) para que los niños hagan sus deberes escolares. Procura que el espacio de estudio tenga iluminación natural y que esté lejos de distracciones (televisor, gente hablando). Y contrario a lo que digan muchos adolescentes, en la cama NO se puede estudiar apropiadamente.

Exacto…
Feliz regreso a clases!

post signature

De vuelta a clases: Cómo tener mañanas felices y bajo control

Hoy reinician las clases, luego de un merecido descanso de medio año. Es hora de reevaluar el trabajo hecho hasta ahora, identificar las áreas que se deben mejorar, hacer ajustes en los horarios de estudio, y tomar acción para que el año escolar resulte todo un éxito.

Las carreras matutinas para tener a todo el mundo listo para la escuela son el dolor de cabeza de muchas familias. Parece que hay que levantarse cuatro horas antes para poder salir a tiempo de la casa. Es típico escuchar (al menos en mi casa) “maaa, no encuentro el cuaderno de X”, “hoy me toca física!”, “no hay nada para la merienda”, “a esta camisa le falta un botón”, “YA LLEGÓ LA BUSETA!!”…

Con nuestras vidas tan ocupadas, una importante porción nuestra vida en familia la compartimos en las mañanas, por lo tanto, propongámonos que este poquito tiempo sea feliz, tranquilo, y que más bien sea una oportunidad para compartir todos juntos.

1. Duerme lo suficiente. No sólo los niños necesitan suficientes horas de sueño, también los adultos debemos descansar las horas necesarias para poder funcionar bien. Asegúrate de saber cuántas horas de sueño necesitas, ni muchas ni muy pocas, y realiza tus actividades poniendo como prioridad tu descanso. Estarás de mejor humor a la mañana siguiente, y con más energía para enfrentar el nuevo día.

 2. Prepara lo más que se pueda la noche anterior. Haz que los niños tengan listo su bulto, que se aseguren de que llevan la tarea, la cartulina, las pinturas, etc. Revisa que los uniformes estén listos y planchados, alista la ropa que te vas a poner, incluyendo zapatos y accesorios, cambia el bolso la noche anterior. Alista las meriendas, pica la fruta y guárdala en la refri ya en la cajita lista para echarla en la lonchera, alista tu almuerzo mientras preparas la cena y guárdalo ya listo.  Todas estas pequeñas cosas te ahorrarán tiempo a la mañana siguiente.

3. Espera lo inesperado. Ponte como meta llegar a la escuela (o al trabajo) al menos 15 minutos antes de la hora de entrada. No se sabe cuándo vamos a necesitar esos minutos debido a un desperfecto mecánico del vehículo, un corte de luz inesperado, o una taza de leche derramada en el uniforme recién puesto.

4. Establece una rutina estricta. En nuestra casa todos sabemos que la primera que se baña soy yo, porque soy la más lerda en alistarse. Luego de que yo salgo sigue mi hijo, y de último papá, que es el más rápido. Así todos sabemos que si nos atrasamos, atrasamos también a los demás. Y asegúrate de saber exactamente a qué hora debes levantarte, cuidado con calcular mal, o quedarte 10 minutos más en la cama.

5. Simplifica el desayuno. En una apurada mañana de escuela nadie espera que sirvas un desayuno digno de un buffet en un hotel todo-incluido. Simplifica! Los cereales de desayuno ahora vienen fortificados de la A a la Z, con todo lo que los niños (y sus padres) necesitan para nutrirse bien. Otras opciones rápidas son un sandwich de torta de huevo, o burritos de desayuno previamente hechos y que sólo deben calentarse, o un batido de frutas en leche que se haya preparado la noche anterior.

6. Evita hacer “una última cosa”. Tender la cama, juntar la ropa del suelo, lavar los platos del desayuno, revisar el correo electrónico. Todo eso puede esperar. En la mañana lo único importante es salir de la casa presentables y a tiempo para la escuela o trabajo. No te desvíes!

Con estos consejos te garantizo que tendrás mañanas perfectas. No sería genial si pudiéramos desayunar todos juntos?… Hmm, creo que estoy siendo ya un poco irreal, pero bueno, soñar no cuesta nada!

post signature

Receta: Sonrisas de manzana

Me acabo de encontrar una receta que me parece divertidísima para las loncheras de los niños, y quisiera compartirla con ustedes.

Ingredientes para cuatro sonrisas:

mantequilla de maní cremosa
1 manzana roja cortada en octavos (con cáscara y sin semillas)
jugo de medio limón
marshmallows miniatura

Instrucciones:

  1. Rociar los trozos de manzana con jugo de limón si no se van a servir inmediatamente.
  2. Esparcir mantequilla de maní en un lado de uno de los trozos de manzana.
  3. Colocar cinco o seis marshmallows en fila sobre la mantequilla de maní para que parezcan dientes.
  4. Tapar con otro trozo de manzana con mantequilla de maní.

Con esta receta matamos dos pájaros de un tiro: fruta y proteína. Pero no le digan a los chicos que es saludable   =D .

Haz click aquí para el artículo original en family.com